2. El catastrófico impacto de una baja autoestima (y lo que debes hacer)

  • Pocas veces tenemos en mente la importancia de tener una buena autoestima.
  • Creo que también, pocas veces se ha expresado tan claramente como en el artículo de hoy, lo vital que es aumentar nuestra autoestima. (incluso existen repercusiones en la salud y estado de ánimo).
  • El artículo de hoy lo escribió Katherine Giraldo, en su blog y trata principalmente sobre la Escalera de la Autoestima.
  • Espero que te guste, y no olvides dejar tus comentarios 😉
  • Ya antes hemos hablado del concepto de autoestima en este blog, sin embargo, no sobra volver a repasar sus palabras y tener una base más en la cual medir nuestro estado actual para mejorarlo.
  • La autoestima, psicológicamente es “la percepción evaluativa” de nosotros mismos. Es decir, la reunión de determinados factores mentales (Críticas, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y propensión de ciertas conductas) que nos llevan a pensar de determinada forma sobre nosotros mismos, nuestra manera de ser y de comportarnos o sobre nuestro carácter.
  • Muchas personas viven sus vidas con problemas de autoestima, y son aquellas que justamente se pasan los días desvalorizándose y autoflagelándose por determinados aspectos de sí mismos que consideran “en mal estado”.
  • Y bueno, sinceramente si no fuera tan importante y necesario conocer la autoestima y sobre todo tener una autoestima alta, a lo mejor los Psicólogos a través de la historia no hubieran hablado de ello, ni mucho menos las Grandes Escuelas de Psicología “perderían su tiempo” estudiando algo con tan poca relevancia.
  • Y sólo por decir unas cuantas razones, mira lo que sucede cuando nuestra autoestima se encuentra en un bajo nivel:
    • Trastornos Psicológicos: Ideas de suicidio, dolores de cabeza, inquietud, pesadumbre, falta de apetito, dificultad para concentrase, estado de ánimo triste, desesperanza y pesimismo, entre otros.
    • Trastornos Afectivos: Miedo, ansiedad, irritabilidad, dificultad para tomar decisiones, entre otros.
    • Trastornos Intelectuales: Mala captación de estímulos, dificultad de comunicación, autodevaluación, recuerdos repetitivos desagradables, entre otros.
    • Trastornos de Conducta: Descuido de las obligaciones y el aseo personal, mal rendimiento en las labores, tendencia a utilizar sustancias nocivas, entre otras.
    • Trastornos Somáticos: Insomnio, bulimia, anorexia, vómitos, dormir inquieto, mareos, náuseas, enfermedades del estómago, tensión en músculos de la nuca, entre otros.
  • Por esto y mucho más, la autoestima no sólo interviene en nuestro estado de ánimo y autoconfianza, no es un mundo con maripositas alrededor y lindos colores en el que solamente sintamos amor propio y listo… Pues no, como has podido darte cuenta, esto es un aspecto que va mucho más allá y que también influye en nuestra Salud.
  • Y bueno, la autoestima sin duda y al igual que todo en nuestra vida, es un aspecto del cual podemos tomar el control para hacerlo crecer en nuestras vidas y para fortalecerlo cada día más.
  • Antes de continuar, vale la pena decir que hay tres tipos o estados básicos de Autoestima, los cuales son: Autoestima Alta (significa sentirse con plena confianza de estar apto para vivir la vida, sentirse capaz y valioso), Autoestima Baja (significa no sentirse en disposición de vivir, sentirse equivocado como persona) y Autoestima Media (es un término que va entre los dos anteriores, haciendo que la persona se sienta confiando y dudoso, acertado y equivocado como persona, etc).
  • Bueno, sabiendo esto, quiero presentarte la Escalera de la Autoestima, la cual te ayudará a saber paso por paso lo que debes hacer para tener una “Autoestima de Roca”:
  • Autoreconocimiento
  • Es el reconocimiento que tenemos de sí mismos como personas en el mundo, es reconocer nuestras necesidades, debilidades, cualidades, etc. Es observar las propias acciones y saber cómo se actúa, por qué se actúa y qué se siente.
  • Autoaceptación
  • Consiste en aceptarse a sí mismo como se es, tanto física como psicológica y socialmente. Es asumir como un hecho todas las partes de sí mismo, como la forma de ser y de sentir propia.
  • Autovaloración
  • Es la capacidad de evaluar y valorar las cosas (objetivamente) que son positivas de sí mismo, aquellas que proveen satisfacción y enriquecen el bienestar, el crecimiento y el aprendizaje propio.
  • Autorespeto
  • Significa expresar nuestros sentimientos de la forma adecuada, sin llegar a hacernos daño a nosotros mismos. El respeto es tratarse de la mejor manera posible, convenciéndose de que los deseos y las necesidades individuales son un derecho natural de cada cual.
  • Autosuperación
  • Si ya se conoce a sí mismo, se está consciente de los cambios, se ha creado una escala de valores, se están desarrollando y fortaleciendo las capacidades y potenciales propios, se acepta y se respeta; la autosuperación es el constante mejoramiento de cada parte en nosotros, la conciencia total de nuestra necesidad de tener buena autoestima y la suma de pequeños logros diarios.
  • De esta forma, ya conocemos paso a paso lo que debemos atender para llegar a la autoestima que necesitamos tener y que, de alguna forma, siempre hemos deseado.
  • Cuéntame a través de los comentarios (en la parte inferior) cuál ha sido tu progreso con la autoestima, qué actividades has llevado a cabo para reforzarla y cómo te encuentras actualmente en cada uno de los aspectos anteriores 😀
  • Fuente: http://www.kathegiraldo.com/escalera-de-la-autoestima/